capacitacion_chilecompra
  • Tras la instalación y puesta en marcha de un software, la capacitación de los usuarios de un programa constituye una de las etapas más importantes del proceso.

Chiguayante es una comuna integrada a la Región Metropolitana de Concepción en la Región del Biobío cuya población supera los 80 mil habitantes.  Hace algunos días, ocho funcionarios del municipio recibieron la capacitación correspondiente para administrar el nuevo software de la Oficina de Información, Reclamos, y Sugerencias, OIRS, diseñado por Applicatta.

EscuelaMilitar
  • Applicatta ha desarrollado recientemente la renovación de los sitios web institucionales de la Escuela Militar, el Centro de Estudios Estratégicos de la Academia de Guerra y Sernatur Tarapacá, tres instituciones de alta connotación pública.   

  • La renovación de un sitio web institucional es tarea de expertos. Existen numerosos detalles que deben ser tomados en cuenta a la hora de actualizar una plataforma web.

Hasta no hace mucho, un sitio web sólo era una plataforma en Internet que permitía a las entidades públicas difundir informaciones de carácter institucional. La comunicación era unidireccional sin posibilidad de respuesta o interacción con los usuarios.

.
  • Equipos recorren el país capacitando a funcionarios de municipios que trabajan con Sistema Web de Transparencia Activa desarrollado por Applicatta.
  • Instituciones del Estado muestran su preocupación por superar puntajes que entregaron últimas fiscalizaciones del Consejo para la Transparencia (CPLT).
capacitacion_transparencia_applicatta

El equipo de Applicatta se despliega por todo Chile cada semana para capacitar a funcionarios de distintos municipios y mostrar a distintos organismos públicos las características del Sistema Web de Transparencia Activa desarrollado por Applicatta.

 
  • El Consejo para la Transparencia evalúa la presencia de buenas prácticas aunque su presencia no incide en el puntaje de cumplimiento.
  • El software de Transparencia Activa que ha registrado los más altos puntajes de cumplimiento incorpora la presencia de las buenas prácticas.

 

Son recomendaciones, nada más que recomendaciones que se sugieren a los organismos y servicios que conforman la administración del Estado. El Consejo para la Transparencia las menciona, entre líneas, en los instructivos generales Nº 4, 7, 8 y 9.  Se considera, por ejemplo, una buena práctica incluir las bases de licitación, el acta de evaluación y el acto administrativo de adjudicación cuando se informa de un procedimiento de licitación pública o privada.

El artículo Nº 7 de la Ley de Transparencia no exige la publicación. Tampoco el artículo 51 del reglamento correspondiente. Por lo tanto, su incumplimiento no se sanciona en virtud del artículo 47 de la ley. No obstante, el CPLT estimula su presencia y cumplimiento porque la presencia de buenas prácticas en los sitios web de entidades estatales tiene por objeto subir los estándares de Transparencia Activa junto con favorecer el acceso a la información pública por parte de la ciudadanía.

Durante las fiscalizaciones del CPLT, se evalúa la presencia de éstas pero el porcentaje de cumplimiento no es incorporado en el puntaje final de cumplimiento.

 

Buenas prácticas en universidades

Si bien la presencia de buenas prácticas no incide en el puntaje de una fiscalización, el CPLT publica los porcentajes de cumplimiento de éstas en sus evaluaciones. Desde el punto de vista de la imagen pública de una institución, no es agradable asomar públicamente incumpliendo este tipo de recomendaciones.

  • Experto de Applicatta, empresa que ha desarrollado el Software de Transparencia Activa más exitoso del mercado nacional, sugiere cómo corregir faltas y subir puntaje promedio.

  • Fiscalización comprobó que algunos planteles no publican todas las auditorías y la información de transferencias, compras y subsidios se encuentra desactualizada.

Después de cuatro fiscalizaciones anuales de Transparencia aplicadas a las 16 universidades estatales de Chile, en las cuales se había mejorado el puntaje promedio de manera sucesiva, muy pocos expertos esperaban que en este quinto control -realizado en el mes de abril- las casas de estudio disminuyeran en 5,43% su promedio. En 2013, el puntaje había sido de 90,50% mientras que en 2014 el promedio bajó a 85,07 por ciento.  

Los 16 planteles fueron evaluados en la existencia y operatividad de los factores que exigen los 15 ítems (con 252 aspectos obligatorios) contenidos en el artículo 7º de la Ley de Transparencia. Además, se comprobó la presencia de 38 parámetros de buenas prácticas y 22 aspectos de usabilidad de los respectivos sitios web, que tienen que ver con la facilidad para localizar el banner de Trasparencia Activa en la portada y el acceso a la información por parte del usuario.

Subir